Noticias médicas

Diseñada una médula ósea sintética para unos transplantes de médula más seguros

Científicos de la Universidad de California en San Diego(EE.UU.) han desarrollado tejidos óseos biomiméticos que podrían proporcionar, si bien en un futuro, una nueva médula ósea para los pacientes que necesitan trasplantes, haciéndolos más seguros.

Como explica Shyni Varghese, directora esta investigación publicada en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences”, “en nuestro trabajo hemos diseñado un hueso accesorio que puede acomodar por separado las células del donante, con lo que podemos mantener las células huésped y evitar la irradiación”.

Menos efectos secundarios

Los trasplantes de médula ósea se usan para tratar a pacientes con enfermedades de la médula ósea. Sin embargo, antes de realizarse el trasplante, el paciente recibe primero dosis de radiación, a veces en combinación con fármacos, para eliminar cualquier célula madre existente en la médula ósea. Un pretratamiento que tiene por objeto mejorar el éxito del trasplante al hacer espacio en la médula, permitiendo que las células donantes sobrevivan y crezcan sin la competencia de las propias células del afectado.

El problema es que este tratamiento se acompaña, por lo general, de efectos secundarios nocivos, caso de las náuseas, la fatiga, y la pérdida de fertilidad. Por ello, y con objeto de paliar estos problemas, los autores han desarrollado un implante de hueso que da a las células donantes su propio espacio para vivir y crecer sin competencia, eliminando la necesidad de eliminar células preexistentes del huésped.

Para ver la nota completa, visite la siguiente liga: http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-disenada-medula-osea-sintetica-para-unos-trasplantes-medula-mas-seguros-201705091154_noticia.html

 


Las mujeres “grandes” también tienen mayor riesgo de fibrilación auricular

La fibrilación auricular es una enfermedad caracterizada por unos latidos descoordinados de las aurículas del corazón, lo que provoca un ritmo cardiaco rápido e irregular. Una enfermedad que se corresponde con la arritmia cardiaca más frecuente –afecta a un 4,3% de los españoles mayores de 40 años– y que, lejos de resultar inocua, conlleva un riesgo mucho mayor de padecer insuficiencia cardiaca, un infarto o un ictus. Y llegados a este punto, ¿todas las personas tienen la misma probabilidad de desarrollar fibrilación auricular? Pues no; el riesgo es mucho mayor en los varones ‘grandes’, es decir, altos y con exceso de peso. ¿Y en el caso de las mujeres? Pues parece que también ocurre así. De hecho, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo (Suecia) muestra que las mujeres ‘más grandes’ tienen hasta un riesgo casi tres veces superior de desarrollar este tipo de arritmia.

Como explica Annika Rosengren, directora de esta investigación presentada en el marco del Congreso EuroPrevent 2017 de la Sociedad Europea de Cardilogía (ESC) que se está celebrando en Málaga, “ya demostramos en un estudio previo que tener un gran tamaño corporal a la edad de 20 años y ganar peso entre los 20 años y la mediana edad se asocian independientemente con un incremento del riesgo de fibrilación auricular en varones. Y ahora, el objetivo de este nuevo trabajo ha sido analizar el impacto del tamaño corporal sobre esta fibrilación auricular en mujeres”.

Como apunta la directora de la investigación, “la fibrilación auricular es el resultado de cambios metabólicos asociados a la obesidad. Pero también hay una segunda causa. La gente ‘grande’, no necesariamente obesa pero ‘grande’, tienen aurículas de mayor tamaño. Y las personas con aurículas más grandes tienen mayor riesgo de fibrilación auricular”.

Para más información, vea la nota completa en: http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-mujeres-grandes-tambien-tienen-mayor-riesgo-fibrilacion-auricular-201704071515_noticia.html


Hallan la forma de detener la progresión de la muerte neuronal en el alzhéimer o el ictus

El axón es la parte de la neurona que, con forma alargada o ‘tubular’, se encarga de transmitir la información a través de la célula. O dicho de otro modo, los axones son como los ‘cables conductores’ de las neuronas que permiten que los impulsos eléctricos se propaguen a través de los nervios –que no son sino la disposición en fila de muchas neuronas–. Tal es así que la degeneración de estos axones es uno de los mecanismos principales que dan lugar a la aparición de las enfermedades neurológicas. De hecho, y como muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Virgilia en Charlottesville (EE.UU.), los axones que, como consecuencia de una lesión, activan su programa de muerte celular, convencen a sus vecinos para que les acompañen, desencadenando así un proceso de degeneración neuronal que explica que las enfermedades neurológicas sean tan devastadoras y permanentes. Pero no todo son malas noticias: el estudio también muestra una manera de detener toda esta cadena de destrucción. Y para ello, ‘solo’ hay que ‘silenciar’ al axón moribundo.

En los últimos años se han desarrollado infinidad de estudios para tratar de preservar la integridad de los axones y, así, ralentizar su degeneración. Un objetivo que permitiría frenar la pérdida de las funciones motoras y cognitivas asociada a las enfermedades neurológicas. Sin embargo, este objetivo podría haberse basado en un concepto erróneo. Y es que durante más de 150 años se ha creído que los axones mueren de forma independiente cuando son dañados por un trauma –como por ejemplo un ictus o una lesión cerebral– o una enfermedad neurológica –caso del alzhéimer–. Pero es muy probable que, a la luz de las nuevas evidencias, esto no ocurra así.

Concretamente, el nuevo estudio sugiere que los axones coordinan la destrucción de sus vecinos, propagando así una ola de muerte neuronal que echa por tierra todo intento de restaurar o promover el crecimiento de las neuronas sanas.

Pero, ¿no hay nada que se pueda hacer para romper esta cadena? Pues sí. Lo que hay que hacer es bloquear la comunicación entre los axones. De hecho, el estudio muestra que los axones dañados duran hasta 10 veces más cuando se interrumpen todas sus comunicaciones con sus vecinos.

            Para ver la nota completa visite la siguiente liga: http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-hallado-como-detener-progresion-muerte-neuronal-alzheimer-o-ictus-201703091943_noticia.html

 


El abuso de antibióticos en bebés puede provocar daños permanentes en los pulmones

El descubrimiento y desarrollo de los antibióticos constituye uno de los principales avances de la Medicina. No en vano, han posibilitado el control y la cura de algunas de las enfermedades infecciosas más mortales de la Historia de la humanidad. Sin embargo, no debe olvidarse que son medicamentos y que, por tanto, conllevan efectos secundarios, por lo que deben tomarse con moderación. Más aún en el caso de bebés, cuyos organismos aún se encuentran en fase de desarrollo. De hecho, numerosos estudios han constatado que el uso de antibióticos imposibilita un crecimiento normal de la flora intestinal en los neonatos. Y ahora, un nuevo trabajo dirigido por investigadores del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati muestra que el uso excesivo de antibióticos en los bebés conlleva consecuencias mucho más graves y a mucho más largo plazo de lo que se pensaba.

Como explica Hitesh Deshmukh, director de la investigación, “es tiempo de empezar a abandonar algunas de las prácticas clínicas establecidas hace unas décadas, cuando nuestro nivel de conocimiento era diferente. Y es que para prevenir la infección en un único bebé, estamos exponiendo a 200 neonatos a los efectos indeseados de los antibióticos. Sin embargo, es posible adoptar un enfoque más equilibrado”.

Tomar con moderación

A día de hoy, prácticamente todos los hospitales de Estados Unidos –cuando no de todo el mundo occidental– administran antibióticos a los bebés nacidos por cesárea. Una práctica que también se contempla en cerca del 30% de neonatos ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Como indica Hitesh Deshmukh, “los tratamientos con antibióticos ayudan a prevenir las infecciones por estreptococos del grupo B, que suponen la primera causa de muerte por infección en los bebés. Sin embargo, los fármacos son administrados en la mayoría de los casos por precaución, no porque se haya confirmado la presencia de la infección”.

El resultado es que los antibióticos destruyen las bacterias, ya sean ‘buenas’ o ‘malas’. Un aspecto que resulta crucial dado que las bacterias que componen la flora intestinal juegan un papel esencial en, entre otras funciones, la ‘construcción’ de un sistema inmune saludable. Pero, exactamente, ¿cómo ‘construye’ la microbiota intestinal el sistema inmunitario?

Para responder a esta pregunta, los autores han dedicado dos años a realizar experimentos con ratones para comprender como se lleva a cabo este proceso. Y lo que han visto es que la adquisición de unas defensas adecuadas depende del flujo de señales moleculares que se liberan en repuesta a las bacterias que colonizan el intestino.

 

Vea la nota completa en la siguiente liga: http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-abuso-antibioticos-bebes-puede-provocar-danos-permanentes-pulmones-201702081625_noticia.html


Fabrican parte de un estómago en el laboratorio

Soñamos con poder fabricar nuestros órganos y tejidos humanos de recambio en el laboratorio. En ese futuro, que se antoja no muy lejano, las listas de espera para trasplante ya no tendrán sentido. En ese camino en el que trabaja la medicina regenerativa, científicos del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati (Estados Unidos) han dado un nuevo paso. Lo han hecho al desarrollar en una placa de petri parte de un estómago humano a partir de células madre pluripotentes, es decir, que pueden convertirse en cualquier tipo de célula.

            El tejido desarrollado se corresponde al cuerpo y al fundus del estómago y se comporta como un mini órgano gástrico porque es capaz de producir enzimas digestivas y ácidos, según se describe en el estudio que publica la revista “Nature”. Los investigadores necesitaron seis semanas para conseguir este mini estómago funcional.

El estómago tiene cuatro partes: cardias, fundus, corpus (cuerpo), antro y el píloro. El cardias es la primera parte del estómago, que recibe los alimentos desde el esófago; el fondo es la sección del estómago, que está formada por la curvatura mayor; el cuerpo (corpus) constituye la principal región central del órgano, y el píloro, junto con el antro constituye la última parte que vacía el contenido del estómago al duodeno.

No es la primera vez que este grupo de investigadores desarrolla un tejido digestivo a partir de células madre. Lo consiguieron hace dos años reproduciendouna región encargada de producir las hormonas del estómago. Ahora se completa el puzle y, lo que es más importante, han averiguado la ruta que sigue el estómago para su desarrollo desde el estado embrionario. “No podíamos fabricar tejido estomacal sin identificar antes cómo se forma normalmente en el embrión humano”, explica Jim Wells, investigador principal.

 

Vea la nota completa en la siguiente liga: http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-fabrican-parte-estomago-laboratorio-201701042128_noticia.html