PUBLICACIONES

El insomnio podría ser la consecuencia de un daño en las conexiones cerebrales

insomnio - idv

 

El insomnio es un trastorno del sueño definido como la incapacidad para permanecer dormido durante toda la noche o para concebir el sueño durante un período superior a 30 días. Un trastorno del sueño que, además de asociarse a una mayor fatiga diurna y una mayor irritabilidad, conlleva un mayor riesgo de deterioro cognitivo y de distintos problemas de salud mental, caso de la depresión y la ansiedad. Sin embargo, el origen del insomnio ‘primario’ –esto es, el insomnio per se y no la falta de sueño por otra entidad, caso por ejemplo del dolor– aún no ha sido identificado, lo que dificulta notablemente su tratamiento. Y en este contexto, investigadores del Hospital Provincial Nº 2 de Cantón (China) han identificado que los pacientes con insomnio presentan alteraciones en las fibras de la sustancia blanca cerebral, sugiriendo un posible origen neurológico del trastorno.

 

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores contaron con la participación de 23 pacientes con insomnio y 30 voluntarios sanos que cumplimentaron distintos cuestionarios para evaluar su salud mental y sus patrones de sueño. Es más; todos los participantes fueron sometidos a pruebas de ‘imagen de tractografía por tensor de difusión’, tipo de prueba de imagen por resonancia magnética que permite evaluar de forma específica la integridad de las fibras de la materia o sustancia blanca cerebral.

 

Los resultados mostraron que, comparados frente a los sujetos normales, los pacientes con insomnio tenían alteraciones de la sustancia blanca en distintas regiones cerebrales, caso del tálamo –la región cerebral implicada en la regulación del sueño y la vigilia.

 

Y estas alteraciones de las fibras de la materia blanca, ¿a qué se deben? Pues según apuntan los autores, “hemos observado que la causa subyacente para estas alteraciones en la integridad de la materia blanca en los pacientes con insomnio se debe a la pérdida de la mielina, es decir, de la capa protectora que rodea a las fibras nerviosas”.

 

Vea la nota completa en la siguiente liga: http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-insomnio-podria-consecuencia-dano-conexiones-cerebrales-201604050453_noticia.html


El “marcador” que optimiza la eficacia de la inmunoterapia para el cáncer

01-marcador-cancer

Los resultados de un nuevo estudio que se publica en la revista “Science” ponen de relieve la importancia del papel de los neoantígenos tumorales en la respuesta de los pacientes de cáncer a la inmunoterapia, el tratamiento más prometedor para el cáncer. Los neoantígenos, llamados “semillas” son marcadores biológicos que sólo se encuentran en células cancerosas, y según los autores de este trabajo existen algunos tipos de cáncer que contienen en si mismos esta semillas para su propia destrucción, algo que permitiría tratamientos específicos acorde con los sistemas inmunes de los pacientes.

 

En los últimos años, las inmunoterapias, como el bloqueo de los puestos de control inmunológico o ‘check-points’ han mostrado resultados prometedores en la clínica. Sin embargo, el mayor problema es que solo alrededor del 20% de los pacientes responde a estas terapias. Ello ha hecho que muchos grupos de investigación trabajen en comprender los factores que determinan la respuesta exitosa.

 

Uno de ellos, asegura la investigación que se publica en “Science”, son los llamados ‘neoantígenos’, factores creados por mutaciones genéticas en las células tumorales. Al igual que las mutaciones, los neoantígenos tienen heterogeneidad intratumoral. Algunos son clonales, es decir, que están presentes en todas las células tumorales, y otros subclonales, es decir, presentes sólo una fracción de las células.

 

Los investigadores seguran que los hallazgos permitirán optimizar la inmunoterapia. El trabajo plantea dos posibles caminos en el tratamiento del cáncer: hacer una biopsia del tumor para determinar qué marcadores están presentes en las células malignas y la segunda vía sería usar los neoantígenos en una vacuna contra el cáncer.

 

Vea la nota completa en: http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-marcador-optimiza-eficacia-inmunoterapia-para-cancer-201603041601_noticia.html


Dos proteínas controlan el crecimiento del corazón y su adaptación a la hipertensión arterial

idv crecimiento corazon

 

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III(CNIC) han identificado dos proteínas cuya función es controlar el crecimiento del corazón y su adaptación a la presión arterial alta o hipertensión. Los resultados, que se describen en “Nature Communication”, no solo ayudan a comprender mejor los mecanismos que utilizan las células cardiacas para crecer y adaptarse, sino que además, explica Guadalupe Sabio, podrían servir para diseñar nuevas estrategias para tratar los fallos cardiacos provocados por el excesivo crecimiento del corazón.

En concreto, en este estudio realizado por las investigadoras del CNIC Bárbara Gonzalez-Terán y Guadalupe Sabio, se ha descrito por primera vez que dos proteínas, p38 gamma y p38 delta, controlan el crecimiento del corazón.

El grupo dirigido por la Dra. Sabio ha comprobado que estas dos proteínas regulan el crecimiento del ventrículo izquierdo, la cámara principal de bombeo y la cavidad más grande y más fuerte del corazón. Así, utilizando roedores que carecían de estas proteínas, las investigadoras han demostrado que los animales que no poseen estas dos proteínas tienen un corazón más pequeño, aunque perfectamente funcional, que es incapaz de responder frente estímulos externos, como puede ser la presión arterial alta.

Hasta ahora la única vía de evitar este crecimiento excesivo se basa en el control de la presión arterial, por lo que el hecho de conocer los genes que controlan este proceso ayudará a entender mejor las formas comunes de las enfermedades cardíacas y a comprender cómo el corazón es capaz de adaptarse y crecer de manera fisiológica en función de las necesidades del organismo.

 

Para ver la nota completa visite la siguiente liga: http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-proteinas-controlan-crecimiento-corazon-yadaptacion-hipertension-arterial-201601221644_noticia.html


Un cáncer de mama en etapa inicial está lejos de ser una sentencia de muerte, según un estudio

idv cancer de mama

 

Solamente el 3 por ciento de las mujeres a las que se diagnostica un cáncer de mama en etapa inicial habrán fallecido de la enfermedad dentro de 20 años, y un tratamiento más agresivo no mejora esa alta tasa de supervivencia, según un estudio reciente.

“La buena noticia es que la muerte es muy infrecuente”, dijo el autor principal del estudio, Steven Narod, director de la Unidad de Investigación del Cáncer de Mama Familiar del Instituto de Investigación de la Universidad de las Mujeres de Toronto. “Clínicamente, el hecho es que un 3 por ciento en general debería ser esperanzador”.

Los investigadores hallaron que las tasas de mortalidad tanto para las mujeres más jóvenes como para las pacientes negras diagnosticadas en esta etapa inicial eran más altas.

El cáncer de mama en etapa inicial que estudiaron es el carcinoma ductal in situ (CDIS), un grupo pequeño y localizado de células cancerosas. Aproximadamente entre un 20 y un 25 por ciento de los cánceres de mama que se detectan en las mamografías son CDIS. Se considera que es un cáncer en etapa 0 que no se ha propagado más allá de esta localización en el seno, explicaron los investigadores. El cáncer que se propaga al resto del seno o más allá de él se considera invasivo.

“Una implicación clínica es reiterar que el CDIS no es una ‘emergencia'”, comentó Sarah Hawley, especialista investigadora del cáncer en la Universidad de Michigan, en Anna Arbor. “El estudio respalda que el riesgo de fallecer es extremadamente bajo para estas pacientes”.

Narod y sus colaboradores trabajaron con una base de datos con información de un poco más de 108,000 mujeres a las que se había diagnosticado un CDIS entre 1988 y 2011. Compararon el riesgo de fallecimiento de estas pacientes por el cáncer de mama con el riesgo para las mujeres de la población general. En promedio, las mujeres tenían 54 años cuando recibieron su diagnóstico de CDIS, y los autores siguieron sus resultados durante un promedio de 7.5 años. El equipo estimó luego las tasas de mortalidad generales a los 10 y a los 20 años.

En total, 956 mujeres en el estudio fallecieron finalmente de cáncer de mama. De ellas, 517 nunca presentaron un cáncer invasivo de mama después de que el tratamiento pareciera curar el CDIS. Eso significa que las células del seno cancerosas del CDIS se habían desplazado en un momento dado y sobrevivido en los pulmones o en los huesos, con lo que más tarde se desarrolló un cáncer mortal, explicó Narod.

 

Vea la nota completa en la siguiente liga: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_154251.html


Los transplantes ováricos son seguros y eficaces

idv trasplante ovarios

 

El trasplante de ovarios en mujeres que han precisado su extirpación debido a que han padecido un cáncer no solo ofrece una buena oportunidad para lograr que se queden embarazadas, sino que es seguro y eficaz, según un estudio, que se publica “Human Reproduction”. En él se muestra que, en algunas pacientes, el tejido ovárico trasplantado puede tener una vida de al menos diez años. Además, el riesgo que retorne la enfermedad que había llevado a la extirpación inicial del tejido es muy reducido.

El programa de trasplante de ovario comenzó en Dinamarca en 2000 y desde entonces cerca de 800 mujeres han conservado sus tejidos. En este trabajo, los investigadores estudiaron a las mujeres que habían recibido trasplantes entre 2003 y 2014. La edad media de las mujeres en el momento en que el tejido se congeló fue de 29,8 años y la edad media cuando se realizó el primer trasplante fue de 33.

En total se concibieron 8 niños fueron de forma natural tras el trasplante de ovario y 6 hijos con la ayuda de la técnica de fertilización in vitro (FIV). Para tres mujeres, han pasado más de diez años desde que se les trasplantó el tejido; en seis pacientes, más de ocho años, y para 15 pacientes, más de cinco años. En el resto de los pacientes se les había trasplantado tejido entre seis meses y cinco años.

Además de permitir a las mujeres quedarse embarazadas, la restauración de la función ovárica es también importante para el restablecimiento de los niveles normales de las hormonas sexuales circulantes, que sirven para muchas otras funciones en el cuerpo, tales como la prevención de los síntomas menopáusicos.

 

Vea la nota completa en: http://www.abc.es/salud/noticias/20151007/abci-trasplante-ovarios-cancer-201510071102.html